Salir con un hombre negro cotizaciones

NUEVA FORMA SINDICAL

2015.08.18 18:13 DESTERIANO NUEVA FORMA SINDICAL

Es la era del optimismo y del dinamismo histórico del cambio. Pero con una asignatura pendiente, la transformación de los sindicatos tradicionales encaminan dolos a la senda de donde no debieron salir. El sindicalismo de clase. Es muy difícil enmarcar esta lucha sin que pueda parecer que va en contra de la libertad sindical. Pero creo que con valentía y claridad de objetivos se pueden crear sindicatos que sean de verdad la herramienta para potenciar el cambio. Siendo conscientes de que las injusticias sociales, las desigualdades, las marginaciones de la clase obrera y la sociedad en general se han agravado muchísimo desde la reforma laboral, destruyendo libertades y derechos conquistados en los últimos años y aumentando más la injusticia social de este País. Viendo que los sindicatos no han sido el instrumento de primera magnitud que defendiera los derechos que tanto esfuerzo costo conquistar, si no que han sido meros espectadores de Empresas y sectores que han realizado los afiliados junto a otros trabajadores. Desde Podemos tenemos que denunciar que esos burócratas de despacho que están en las estructuras sindicales, viviendo de subvenciones y cursos a parados sin contar otros mecanismos de liberación que correctamente orientados serian buenos, pero que en estos momentos son elementos de explotación y degeneración sindical ( liberados por horas ) Para conseguir esos cambios, para tener seguridad en esa marcha hacia delante tenemos que tener un respeto muy grande hacia los afiliados y secciones sindicales que nada tienen que ver con esos burócratas de despachos.
Por lo que el sindicalismo debe renacer para poder conquistar derechos primero, defenderlos y ampliarlos siempre y digo siempre frente a los que nos los niegan. No debemos olvidar que esta recuperación de esperanza democrática que es Podemos nos exige como trabajadores/as ayudar a desarrollar la expresión y la proyección política de ese gran movimiento social, lo que llamamos la lucha de clases, esta tiene y necesita dos niveles, el económico y el político. Otra conclusión a la que debemos llegar los trabajadores/as, la izquierda y las fuerzas progresistas, es que necesitamos en estos momentos la unidad en el plano político, sobre la base de un programa de futuro, progresista y avanzado, de manera que el optimismo de cambio político lo traslademos también al terreno sindical, haciendo que la domesticación de los sindicatos se transforme en la recuperación de la lucha, aglutinando cada una de estas y dirigiéndolas hacia un único objetivo, la transformación social. Los parados no son solo productos de la crisis del capital, si no del propio sistema productivo de este país, que necesita de este gigantesco ejercito de parados para que sirva de freno tanto político como económico Los grandes frenos laborales donde era y es más fácil la organización sindical, con la reforma laboral a conseguido domesticar parte de esa organización, con el consabido consentimiento de los dirigentes sindicales actuales. Pero donde se a fracasado sindical y políticamente es en la organización de los trabajadores/as del trabajo sumergido, los falsos autónomos, los mensajeros, trabajo doméstico en definitiva todo el trabajo negro que el capital esta usando para destruir el empleo fijo, en empleo cada vez más precario. Estos sectores que son difíciles de unir y organizar junto con otros colectivos como los parados, jóvenes, mujeres, etc.., es donde debemos centrar el esfuerzo para conseguir una organización que recoja y solucione los derechos mínimos que cualquier trabajadoa debería tener, convenio, seguridad social y estabilidad en el empleo. De manera que desmontemos el objetivo del capital de crear subproletariados alejados de las fabricas de las grandes Empresas para que sean siervos y no trabajadores, degenerando el sistema para eliminar las conquistas conseguida y volver a mediados del siglo pasado. Si no somos capaces de dar respuesta a esta economía, el sistema que hoy conocemos como bienestar social peligra, tanto por falta de cotizaciones como contar con salarios de miseria. Creo que esta etapa donde se plantea el fin de la libertad sindical y del sindicalismo de clase, debemos desde Podemos tomar la responsabilidad política y de lucha indicando a las organizaciones sindicales que nunca se debió dejar la autonomía financiera que dan los afiliados y desatar las cadenas de las subvenciones. Haciéndoles ver que si ayer el Franquismo no pudo domar al movimiento obrero, menos podrá un Gobierno arrogante, prepotente y anti democrático del PP. Hoy con las nuevas tecnologías podemos dirigirnos a esos sectores desperdigados y marginados, creando pequeños círculos que después conectaremos a través de dar soluciones a los problemas, generando movimientos que terminen en una herramienta de nuevo tipo que junto a esas secciones sindicales que ya existen en las grandes Empresas hagan que el sindicalismo vuelva a sus cauces. Debemos marcarnos como objetivo fundamental, la consolidación de estos círculos conectados entre sectores a nivel Nacional, a si como círculos de contacto de las secciones sindicales y comités de Empresa de las grandes Empresas, encauzando todas estas reivindicaciones y movilizaciones, de manera que aumentemos nuestra influencia sindical, creando nuevas formas de lucha, dado que las huelgas solo se pueden dar en determinados sectores y Empresas, olvidando a estos otros sectores que sin querer no les damos la importancia que tienen , tanto en el PIB como en la estructura del empleo ( empleadas de hogar , aproximadamente dos millones de las cuales entre el 60 y 70 % están de alguna manera en la economía sumergida ) falsos autónomos ( en oficinas de abogados, arquitectos, ingenieros y todo tipo de profesiones ) en la administración pública también vemos este tipo de falsos autónomos, en hospitales, ambulatorios, etc.., tampoco podemos olvidar al colectivo de ayuda a domicilio y a si un sin fin de trabajadores que se les margina de sus derechos. Otro objetivo fundamental de nuestra actuación sindical debería ser una estrategia de solidaridad y lucha contra el paro, apoyando a los grupos existentes de organización de parados, y donde no sea posible o no existan, crear círculos que germinen en una política de unidad y lucha de este colectivo. Es indudable que el momento es difícil, pero ilusionante a la vez que complejo, pero lo que no es deseable ni positivo es permanecer al margen de estos problemas. Debemos tomar medidas políticas porque de nosotros/as se exige dar respuesta con coherencia y eficacia a toda la sociedad, tenemos que asumir responsabilidades y decir con nuestra actuación que se acabo la indiferencia que esta dando el vació sindical. Y no podemos dejar que numerosos colectivos se desgasten en luchas y discusiones aisladas que solo sirven para que la COE y el PP se froten las manos por falta de una organización que aglutine esos colectivos, de manera que nos desgastamos poco a poco y sin apenas éxitos. A su vez debemos crear una autonomía sindical de estos círculos que deben ser la base de análisis colectiva que garantice la participación , la discusión y la toma de decisiones, autonomía que no significa indiferencia ni orientación hacia los otros problemas de la sociedad ( vivienda, educación, sanidad, etc.. ). El tener la suficiente claridad y comprensión para hacer que los problemas se resuelvan, eso si, no nos debemos refugiar cada uno en nuestra organización de círculo, si no ser audaces y presentar alternativas que nos posibilite actuar untaría mente creando un campo común en nuestro País Lo que sería positivo es que elaborásemos resoluciones que nos permitiese abordar este problema dentro de nuestro partido Podemos.
submitted by DESTERIANO to podemos [link] [comments]